Colombia

COLOMBIA: Intento de Incendio contra Las Pavas

El lunes 24 de junio llegaban dos ECAPeros a la finca de Las Pavas cuando aparecieron cuatro escoltas armadas en caballo y no los dejaron llegar hasta el asentamiento en los motos en que viajaban.  Los escoltas dijeron que la tierra era propiedad privada de la empresa palmera APORTES SAN ISIDRO a pesar de las decisiones del Gobierno que la tierra de Las Pavas es tierra estatal que se titulará a los pequeños agricultores que han trabajado la tierra durante décadas. Después de participar en una conversación acerca de la ilegalidad de esta restricción de movimientos, los ECAPeros se vieron obligados a desmontar las motos y caminar los 50 metros restantes al asentamiento.
 
El siguiente mañana, martes 25 de junio, tres miembros de la comunidad de Las Pavas estaban llegando a la finca con sus herramientas, cuando cinco escoltas armadas quienes los detuvieron en la carretera principal y no los permitieron continuar. Dos ECAPeros llegaron con otros miembros de la comunidad. Los guardias estaban convencidos de que los hombres no podían pasar con implementos agrícolas, independientemente de la presencia internacional. Ellos insultaron a los ECAPeros y los acusaron de ser guerrilleros que han lavado el cerebro a la comunidad. Los tres hombres tuvieron que regresar a casa y perder un día de trabajo en sus parcelas.
 
Unas horas más tarde pidieron a los ECAPeros para acompañar a más miembros de la comunidad que llegaban del pueblo, con suministros para sus hogares. Llevamos canastas a lo largo de la carretera bajo la atenta mirada de los guardias de seguridad que miraron adentro para ver lo que estábamos llevando, pero nos dejaron pasar. Al pasar por los escoltas, MARIO MARMOL trató de robar sin éxito la cámara personal de una ECAPera de las manos de un campesino.

COLOMBIA: ¿Por qué la victoria tiene que significar un paso más al desastre en lugar de la felicidad?

Las victorias son para celebrar. Son momentos que nos dan la satisfacción de un trabajo bien hecho. Que la lucha que dimos valió la pena. ¿Por qué entonces en Colombia una victoria para tantas comunidades que luchan por algo tan básico como el derecho a tener un pedazo de tierra para cultivar para alimentar a sus familias, se convierte en una pesadilla y para algunos una sentencia de muerte?

Esto suena triste y desalentador y no deseo pintar un cuadro tan tenebroso, pero ocultar la verdad sería peor. De hecho, durante los últimos meses nosotros como equipo hemos (no intencionalmente) ocultado la verdad al anunciar varias victorias. Lo hicimos porque, de hecho, ha habido varias victorias que merecen totalmente una celebración. Además por nuestra propia salud emocional necesitábamos disfrutar de esos momentos. Las comunidades afectadas por la violencia del conflicto económico, político y armado de Colombia no tienen victorias muy a menudo, éxitos tangibles a lo que pueden agarrarse. Así que cuando suceden es difícil no agarrarse fuertemente y anunciarlas desde las cimas de las montañas. Incluso utilizamos estas victorias como estrategia de recaudación de fondos porque "todo el mundo quiere apoyar a un equipo ganador."

No se equivoquen, grandes victorias ocurrieron en el Garzal/Nueva Esperanza y Las Pavas, dos comunidades que ECAP Colombia acompaña y en circunstancias normales seguiríamos todos y todas celebrando. Pero como he dicho antes, estas victorias se han convertido en tragedias difíciles de imaginar y que pueden desalentar aun el alma más feliz.

ANÁLISIS DE COLOMBIA: Las FARC y el gobierno colombiano llegan al primer acuerdo

Salió en las noticias esta semana que han habido algunos avances en las negociaciones entre la guerrilla izquierdista de las FARC y el gobierno colombiano derechista aliado con los Estados Unidos. Después de más de seis meses de discusiones, las facciones opuestas han llegado a una decisión con respecto a la reforma agraria, el primero de los seis puntos que se debatirán en La Habana.

Este primer punto de la agenda es uno de los más polémicos, y la causa de mucha de la violencia aquí en Colombia. El acuerdo no se ha publicado en detalle, pero se cree que incluirá la restitución de tierras a través de la creación de un banco de tierras de donde los campesinos desplazados recibirán los derechos a sus tierras previamente incautados por los paramilitares, los narcotraficantes, las corporaciones multinacionales y los grupos guerrilleros.

Hay esperanza en Colombia, ya que "esta es la primera vez en más de 30 años de negociaciones que se han logrado avances significativos en el tema de la tierra", señala Camilo González Posso, director del Centro de la Paz en una entrevista con Al Jazeera, y "por primera vez hay un reconocimiento de los derechos de los campesinos y un plan para redistribuir la tierra."

Oraciones por la Paz, 5 de junio, 2013

Sigan orando por colombianos que están sufriendo persecuciones: por Tito Alvear de Las Pavas, herido a machetazos por guardias de la empresa palmera; y por la seguridad y bienestar de Gloria Amparo Suarez, y por sus hijos exiliados después de amenazas debido al trabajo de ella.

COLOMBIA: Atentado contra la comunidad Las Pavas

El 28 de mayo alrededor de 50 personas de la comunidad de Las Pavas entraron a la finca con su tractor llevando palma para poder construir un techo en el rancho comunal.  Al llegar, vieron a varios hombres armados salir dentro de los rastrojos, a quienes identificaron como MARIO MARMOL MONTERO, FRANCISCO FLOREZ MARMOL, y CARLOS alias “El Calvo”, todos empleados del cuerpo de seguridad para la empresa palmera APORTES SAN ISIDRO.  Dispararon repetidamente de manera indiscriminada contra la población logrando impactar la llanta del tractor.
 
El 30 de mayo aproximadamente a las 5:30 pm Tito Alvear Perez, miembro de la comunidad de Las Pavas, fue asaltado por MARIO MARMOL, CARLOS “El Calvo” y otro que le dicen Gentil, empleados de la empresa palmera APORTES SAN ISIDRO.  Iba caminando de la finca “El Oasis” hacia Las Pavas después de haber ido a buscar agua limpia para la comida cuando los escoltas le golpearon con machete logrando cortarle una de las piernas y el brazo, le daban punta del pie en la cara y por todo el cuerpo y le insultaron.  Le amenazaron la vida y la de otros miembros de la comunidad y le dispararon dos veces.  Al escuchar los disparos, BLADIMIR ALVEAR fue corriendo a encontrar a Tito ensangrentado y los escoltas salieron corriendo.  Tito se encuentra en condición estable y los líderes de Las Pavas presentaron denuncias a los autoridades.

Oraciones por la paz, 29 de mayo, 2013

Dios, salvaguarda a l@s agricultores de Las Pavas, Colombia de la violación y del acoso. Fortalece a tus hij@s para proteger la tierra, las aguas y el aire para sostener tu comunidad amada. Bendice el fruto de toda creencia en tú fidelidad para convertir la corrupción en generosidad y la crueldad en dominio propio.

COLOMBIA: Carta abierta al Primer Ministro de Canadá

Señor Stephen Harper,

Mi nombre es Hannah Redekop. Soy una mujer de 24 años, ciudadana canadiense viviendo y trabajando en Colombia con Equipos Cristianos de Acción por la Paz (ECAP) como una observadora internacional, luchando por justicia y paz en un país que lleva 50 años con una guerra civil.

Quiero contarle sobre Las Pavas....

COLOMBIA: Disparos en Las Pavas

El miércoles 24 de Abril, guardias de seguridad armados de la empresa de palma aceitera Aportes San Isidro, dispararon y perforaron la llanta del tractor de comunidad la de Las Pavas. La comunidad transportaba, con este tractor, materiales de construcción para reparar las casas dañadas previamente por la empresa productora de aceite de palma.

Oraciones por la Paz, 24 de avril de 2013

Ore por cuarenta veredas cerca la Represa de Urrá en Tierralta, Córdoba, Colombia, visitadas por Equipos Cristianos de Acción por la Paz. Que Dios obre en su trabajo en defensa de sus comunidades frente las presiones de grupos armados, de intereses extractivas y de la fase 2 del megaproyecto.

COLOMBIA: Navegando el futuro alrededor de un megaproyecto

Residentes de cuarenta comunidades cerca de una
represa se organizan para defender la vida frente a 
intereses extractivas y grupos armados.