AL BWEIREH, PALESTINA: Colonos “acaloran el aire”; asentamiento anexo desmantelado

redECAP
11 de agosto, 2010
AL BWEIREH, PALESTINA: Colonos “acaloran el aire”; asentamiento anexo desmantelado

Soldados y policías israelíes desmantelaron un asentamiento anexo en este pueblo en la madrugada del 5 de agosto. Llegando a las 3:00 a.m., desalojaron por la fuerza a algunos de los colonos del asentamiento anexo “Colina 86”, un retoño del asentamiento Harsina, informó un residente vecino.

Alertados después del desahucio, los ECAPer@s llegaron para ver evidencia de la reacción de los colonos: rocas enormes y vidrio en el camino palestino, y parte de una viña quemada.

La expulsión sigue un largo período de opresión militar y abusos de parte de los colonos contra la población palestina local, situación que se ha agravado en los últimos seis meses.

Hace unos diez años, militares y colonos israelíes montaron una serie de bloqueos que cortaban el camino a Al Bweireh. Como resultado, 56 familias representando a 560 personas ya no pueden traer sus víveres a la casa en carro, ni llevar a los niños a la escuela ó traerles cuando llueve, ni transportar granos y uvas al mercado sin pasar un asentamiento israelí y una torre militar. Vehículos palestinos tienen que viajar otros seis ó siete kilómetros sobre un camino de desvío muy malo.

En noviembre de 2009, los habitantes invitaron a ECAP a que acompañe a los niños de ocho escuelas mientras pasen el asentamiento principal y el anexo al regresar a sus casas. Colonos les habían estado tirando piedras a los niños, maldiciéndoles y persiguiéndoles. Algunas de sus bicicletas habían estado robados.

Durante estos últimos seis meses, colonos de Harsina y del asentamiento anexo han estado “acalorando el aire” en Al Bweireh con actos violentos de provocación. Cada viernes, colonos entran al pueblito para llegar a un árbol solitario en una colina frente al asentamiento anexo, donde dicen que su jefe, Neti, fue matado hace algunos años. Residentes palestinos dijeron que los colonos buscaban peleas con palestinos mientras caminaban por el pueblito.

Durante la estación de siembras de primavera, colonos le robaron el caballo a una familia. Esto retrazó al campesino con su trabajo de arar, y le obligó a buscar un préstamo para comprar un nuevo caballo hasta que los colonos le devolvieron su caballo anterior por un rescate de 1,200 shekeles.

En julio, colonos rompieron dos vidrios de carros palestinos e incendieron una césped. También tiraron piedras a campesinos y cortaron las tuberías de riego en una viña. Un dia, un grupo grande de colonos se reunió en el camino palestino que pasa por el pueblito. Con miedo de que algo le pasaba a un palestino, los ECAPer@s se acercaron a los colonos en el asentamiento anexo; los colonos les dijeron que se fueran. Mientras salían, unos de colonos les pateaban y trataron de apropiarse de una de sus cámaras.

Desde entonces, miembros de ECAP o del Movimiento Internacional de Solidaridad han estado presentes en el pueblito durante unas horas la mayoría de los dias. Cada domingo, ECAPer@s, juntos con su intérprete Hani Abuhaekel, visitan a las familias, fortalecen las relaciones y vigilan el crecimiento del asentamiento anexo. Un domingo, antes del desahucio del asentamiento anexo, el antiguo Jeque de Al Bweireh reflexionó: “¿Porqué vienen aquí [los colonos] y nos hacen esto? Todos nosotros – judíos y musulmanes – vivíamos como una sola familia antes de 1928.”

También antes del desahucio, la Campaña Estadounidense para Poner Fin a la Ocupación Israelí aceptó una propuesta de Paul Rehm de ECAP para ayudar a los residentes de Al Bweireh a que quiten los bloqueos en el camino. La van a enviar a todas sus 320 organizaciones miembros, abriendo avenidas para la colaboración creativa.

Hay un bloqueo al que la campaña seguramente no va dar prioridad para deshacer: ó sea el montón de tierra que los militares han puesto en el camino llevando al asentamiento anexo desmantelado, el cual lo hace inaccesible a los colonos.

Sin embargo, pueda que eso no les detenga. Tipicamente, los colonos empiezan la reconstrucción casi de inmediato.